No puede realizar pedidos desde su país. United States

EL BOLSO EN LA HISTORIA PARTE 1

EL BOLSO EN LA HISTORIA PARTE 1

"Nuestra pasión por el bolso y el accesorio viene de lejos desde que era niña adoraba este pequeño utensilio tan útil en la vida del ser humano ( no solo de la mujer), Y era feliz en el vestidor de mi abuela y probando zapatos y bolsos, disfrutando del olor que desprendía las diferentes pieles utilizadas en su elaboración. Algunos de aquellos diseños distan poco de los últimos modelos recogidos en este viaje en el tiempo, hoy son recuerdos de niñez cargados de nostalgia. Por eso,como diseñadora de los Bolsos Cuerokas siento la necesidad de rendir tributo a la historia del accesorio por excelencia. Espero que disfruten de este recorrido tanto como yo al recopilar la información". 

Belén Loredo 

Diseñadora de Cuerokas

No existen referencias de como comienza el uso del bolso, desde siempre se recuerda al hombre portando un accesorio tan útil para guardar sus objetos queridos.. pero vamos a ver cuales son los primeros tipos de bolso conocidos y en que época se ubican

En el Siglo XIV unas pequeña bolsitas de cuero con frunce en la parte superior .. lo que ahora llamamos saquito de judas se ataban a la cintura para portar monedas y objetos de valor cuanto más decorado estuviera este rudimentario accesorio mayor estatus social tenia quien lo portaba.

El siglo XVI trajo consigo la exagerada moda Isabelina, por lo que las bolsas que antes eran llevadas a la vista en la cintura, ahora se llevaban escondidas tras los pliegues de las enormes faldas. De hecho, podría tratarse de la primera aparición del bolsillo, ya que estas pequeñas bolsas se cosían a una faja entre los pliegues de la falda, lo que también daba una gran idea de intimidad en cuanto a las pertenencias de las damas se refería. Los hombres también las escondían debajo de sus pantalones. Mientras que los más adinerados llevaban sus “bolsillos”, los viajantes y aldeanos tenían su propia “it-bag”. Ellos utilizaban una bolsa de tela amplia, la cual colgaban en forma diagonal sobre su pecho. Suena a un claro antecesor del messenger bag.

Para el siglo XVIII los bolsos comenzaron a tomar una forma más aproximada a la que tienen hoy en día. Con la reducción de la cantidad de tela en los vestuarios y la adopción de una moda con silueta más simple, los bolsillos y bolsos a la cintura ya no estaban de acuerdo a la moda. Fue entonces cuando surgieron los “retículos” o también llamados “indispensables”, pues en ese momento las damas ya no podían pasar por alto la comodidad de llevar consigo los ítems más necesarios como el rouge, botellitas de perfume o abanicos. Los retículos se caracterizaban por su elaborado diseño de bordado, condición indispensable para que las mujeres fueran consideradas para el matrimonio. También representaba el estatus social. Cuanto más elaborado el diseño, mayor la posición social de la mujer que lo llevaba. 

Siglo XIX Pasaron los años y el siglo XIX arribó con grandes cambios. La aparición del tren causó una revolución en el transporte y con ello, también en el tipo de equipaje que se necesitaría para viajar en él. Ciertamente no es lo mismo viajar a caballo que en tren, las distancias recorridas serían más largas y por lo tanto se requeriría más vestuario. Las primeras bolsas de equipaje estaban confeccionadas en género y si bien eran espaciosas, el diseño no era elegante ni cómodo de llevar.

En 1854, el francés Louis Vuitton tomó la oportunidad y creó un baúl

con fuertes Perfiles de hierro y confeccionado en género a prueba de agua. A partir de ese momento, Vuitton se transformó en el dueño del equipaje elegante. En esta época las mujeres tenían más independencia y movilidad, por lo que necesitaban un bolso en el que pudieran transportar algo más que el polvo para el rostro o un pequeño frasco de perfume. Además, las grandes tiendas por departamento ya habían hecho su triunfal debut en Europa y Estados Unidos.

Los diseñadores como Gucci, Prada y el mismo Louis Vuitton tomaron el diseño del bolso de equipaje y lo llevaron a menor escala, aunque aún compartiendo algunos detalles de estructura y accesorios, para dar con un bolso mano ideal para los paseos a las tiendas.

En pleno siglo XXI hacemos un chascarrillo y recuperamos alguno de estos estilismos propios del siglo

pasado o el anterior,  pincha en enlace para conocer  Nuestros clásicos 

Fuente:

http://accesorios.about.com/bio/Nias-Vahdat-103983.htm

http://accesorios.about.com/

Tags: historia bolso