No puede realizar pedidos desde su país. United States

LA HISTORIA DEL BOLSO PARTE 2

LA HISTORIA DEL BOLSO PARTE 2

IR A PARTE 1

" Continuamos este apasionante viaje por la historia del bolso y nos adentramos en un siglo donde los diseños han estado a nuestro alcance, hemos podido sentir su tacto y saborear su elegancia, lineas puras y cierres rígidos, boquillas de metal incrementan su glamour con el ruido que emiten al cerrar las pequeñas joyas del pasado"

SIGLO XX

Comenzó un nuevo siglo y lejos de desvanecerse la ilusión del accesorio perfecto, el bolso continuó su ascenso sin pausa, quedando cada vez más dentro del corazón de las mujeres. Fue en la primera década de 1900 cuando surgieron nombres tan reconocidos en el mundo de la moda como Prada y Fendi, entre otros; nombres que al día de hoy continúan cosechando suspiros con cada pasada de sus últimos (y no tan últimos) modelos de bolso.

Bolso sobre 1910 fotografía de Imagno/ Getty images

1920

Los años 20 fueron los años de la revolución en muchos términos, y también en la moda. Los “pochettes” ―los primeros sobres― con sus diseños geométricos, propios de la época, eran los favoritos de las mujeres en ese entonces. Los tiempos estaban cambiando y la libertad en términos de vestuario se podía ver en pequeñas cosas como por ejemplo, que el bolso ya no tenía que combinar exactamente con el atuendo que se llevaba en el momento. El clutch o sobre representaba todo lo que era la mujer en los años 20. Una mujer con nueva energía y protagonismo, elegante y simple, gustosa de las siluetas definidas. Una mujer que no temía expresar su personalidad a través del vestuario.

Fotografía Seeberger Freres / Getty Images

1930-1940

En los años 30 surge una de las piezas más admiradas entre los entusiastas de los bolsos: el minaudiere, que es un pequeño sobre rígido. Este bolsito era más que un accesorio, casi una joya y un favorito de las mujeres de alta sociedad y de las glamorosas estrellas de cine. Asi como por un lado se utilizaban los materiales más selectos en los minaudiere, por otro lado se comenzaba con el uso de materiales novedosos como el plástico. Y no solo los materiales eran novedosos, sino que en ese entonces surgió una ola de diseñadores atrevidos, capaces de presentar lo que antes nunca se hubiera pensado. Se trataba de bolsos originales en formas tan variadas como un par de labios, un periódico doblado o una flor. Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial el divertido estilo que se había colado desde los años 20 y a través de los 30 dejó paso a un mundo en donde la frivolidad no tenía lugar. Las formas atrevidas se dejaron de lado y surgieron los diseños copiados de los artículos utilizados por los soldados por su simplicidad y practicidad. El cuero y el metal fueron olvidados y los géneros sencillos, la rafia y la paja trenzada se convirtieron en los materiales del momento. En lugares donde el conflicto no afectó con tanta dureza, aún podían apreciarse algunos modelos más grandes y estructurados en piel de cocodrilo, cuero o gamuza.

Fotografia Cartera de 1930 Imagno/Getty images

1950

Una vez finalizada la guerra, la cumbre de la moda volvió a ser Europa. Resurgiendo de las cenizas, París dio a luz a creadores indiscutidos como Dior y Balenciaga. La opulencia había vuelto a lo grande. Con los ojos puestos en conquistar los corazones de las mujeres en el mundo, las grandes casas de moda vieron al bolso como una puerta de acceso al lujo. No todas las mujeres podían calzarse un traje de alta costura de Dior, pero un bolso de la marca quedaría bien en cualquier brazo. Con esto en mente, llegaron al mercado bolsos icónicos, como La Chanel 2.55 (presentada en febrero del 55), siendo uno de los más populares bolsos para llevar al hombro hasta el día de hoy.

Cartera 1952 Fotografía Charloner woods/Getty Images

Fuente:ABOUT -HISTORIA DEL BOLSO

Ya estamos muy cerquita de nuestros días, así que el diseño y los materiales pudieran ser de la actualidad en accesorio de lujo, porque lamentando lo mucho, nada tienen que ver muchos de los materiales empleados en la actualidad con aquellas joyas de antaño en piel excelente y fabricación al detalle, lo que les ha permitido llegar intactos a nuestros días pasando de generación en generación a modo de legado de madres a hijas. 

TU CARTERA CUEROKAS